Lamberto, junto al gobernador, al delegado de OIT y encumbrados dirigentes gremiales en la apertura del II Congreso Sindical Internacional:"Ambientes de trabajo libres de violencia".

29/09/2017

El gobernador Miguel Lifschitz cerró el acto inaugural en cuya mesa se destacaron el encargado de la oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Argentina, Pedro Furtado de Oliveira; y el Defensor Raúl Lamberto compartieron con varios encumbrados dirigentes sindicales en el II Congreso reunido este viernes en un centro cultural de la capital provincial con un desbordante marco de público. "Hace 12 años esta provincia no sólo tiene una ley que es precursora en el combate de la violencia laboral sino que le ha dado un especial protagonismo a la Defensoría del Pueblo que es una institución de trayectoria, de responsabilidad pero centralmente de compromiso con los ciudadanos, en este caso con los trabajadores", enfatizó Lamberto.

La bienvenida de secretario general de ATE y adjunto de la CTA nacional, Jorge Hoffman, en calidad de anfitrión destacando la concurrencia de los centenares de participantes que colmaron el centro cultural Casa España, fue el primero de los varios discursos que incluyera el acto de apertura del II Congreso Sindical Internacional Ambientes de trabajo libres de violencia. 

Luego hicieron uso de la palabra también los dirigentes gremiales: Claudio Girardi por la CGT; José Testoni, de la CTA; Alberto Botto, del movimiento sindical rosarino; Sergio Palazzo, secretario nacional del gremio bancario; en tanto entre la concurrencia se encontraban presentes el ex ministro de la provincia, Carlos Rodríguez, quien fue muy reconocido por los oradores y el diputado nacional  Héctor Recalde, entre otros.

El acto inaugural fue cerrado por el gobernador en su calidad de máxima autoridad política; previamente hablaron el representate de OIT y el defensor del Pueblo.

El gobernador no ocultó su orgullo de que su provincia fuera pionera en la creación de los comités mixtos de salud e higiene en los ámbitos laborales dijo que la violencia laboral es sólo una parte de un problema mucho mayor que se extiende a cooperativas y organizaciones sociales. Para el mandatario santafesino el desafío sigue siendo bajar aún más los niveles de pobreza creando empleado decente.

Pedro Furtado de Oliveira, a su turno declaró su orgullo de representar a la OIT en un país que es socio y aliado desde hace tanto tiempo y en un espacio por cuya iniciativa felicitó a sus organizadores. Dijo que todavía hace falta generar una norma activa, un instrumento internacional, que pueda definir de manera global que es el acoso y la violencia laboral abarcativo de todos los elementos que componen este fenómeno.

Al hablar, Lamberto recordó que en el año 2005, por iniciativo de un dirigente gremial y de un dirigente político, se sancionó la ley 12434 de violencia laboral. Santa Fe también en esa materia es pionera, subrayó. Allí se estableció que los casos tipificados en ella debían ser denunciados por el empleado que resultase victima ante el superior en la escala jerárquica o ante la Defensoría del Pueblo. Recordó que la ley provincial protege contra todos los casos de abusos de poder porque la violencia en todas sus manifestaciones es un abuso de poder incluso cuando se da en el marco de la relación laboral.

Explicó  el Defensor  que la ley 12343 va más allá que la propia norma que creó la Defensoría del Pueblo de Santa Fe (10396) porque mientras esta última solo tiene efecto sobre el poder Ejecutivo aquella -la de violencia laboral- abarca a los tres poderes del Estado, sus organos descentralizados, las empresas públicas y las empresas de mayoría estatal. En el año 2007 se le dio impulso para su aplicación efectiva y se dictó un decreto que, también, da un paso: al establecer la presunción de violencia laboral. Esta figura permite inferir que si un trabajador ha denunciado una situación en la que es víctima de violencia o maltrato laboral y luego recaen sobre sanciones o despidos, éstas serán tomados como consecuencia directa, a modo de represalia, por la denuncia. Esto solo podra desvirtuarse con prueba en contraria, de lo contrario opera de modo automático.

Lamberto dijo que esta ley operaba solo para los trabajadores públicos dejando sin cobertura a los privados que pudieren padecer situaciones como las tipificadas por la ley. Pero desde año pasado mediante un convenio con el ministerio de Trabajo, la Defensoría del Pueblo - que actualmente trabaja en un protocolo de atención para todos los casos y busca colaborar con las iniciativas legislativas para ampliar los alcances de la 12343- por el cual se atienden las denuncias que lleven a sus oficinas los empleados de empresas privadas.

La violencia en los ámbitos de trabajo puede ser física, sexual o psicológica, cualquiera sea su manifestación repercute en la salud de los trabajadores y en sus grupos sociales. Debe crearse la cultura de la necesidad de denunciar estos casos fundamentalmente porque la ley permite hacerlo y una de las vías es la Defensoría del Pueblo.

El programa tuvo paneles que incluyeron "La experiencia en el ámbito nacional# a cargo del ex ministro de Trabajo de la Nación y diputado nacional, Carlos Tomada; "Instrumentos para tratar la violencia laboral: Ley de Comités Mixtos en Santa Fe" a cargo del ex ministro de Trabajo de Santa Fe, Carlos Rodríguez;  "Políticas Públicas en materia de Violencia Laboral" a cargo del actual ministro de Trabajo y Seguridad Social de la Provincia de Santa Fe, Julio Genesini y "El sindicato como herramienta de acción" desarrollado por Marcelo Delfor, secretario general adjunto de ATE Santa Fe.

Asimismo se escucharon experiencia de otros países como Cuba, Brasil y Colombia.

 

Zona Norte

Eva Perón 2726 (3000) Santa Fe
Horario de Atención: 8 a 18 horas
Envía tu consulta
(0342) 4573904 - 4573374 | infosfe@defensoriasantafe.gob.ar

Zona Sur

Pasaje Álvarez 1516 (2000) Rosario
Horario de Atención: 8 a 18 horas
Envía tu consulta
(0341) 4721112/13 | inforos@defensoriasantafe.gob.ar