05/11/2009

Concluyó el operativo para evitar la destrucción de miles de DNI

A partir de una gestión iniciada por la Defensora del Pueblo Adjunta para la Zona Sur, Liliana Meotto, para impedir la destrucción y/o anulación de miles de documentos de identidad, se llevó a cabo un minucioso operativo para contactar a los titulares de esos documentos y notificarlos.

A partir de una gestión iniciada por la Defensora del Pueblo Adjunta para la Zona Sur, Liliana Meotto, para impedir la destrucción y/o anulación de miles de documentos de identidad, se llevó a cabo un minucioso operativo para contactar a los titulares de esos documentos y notificarlos.

Cuando a fines de setiembre pasado se tomó conocimiento de que el Registro Civil se disponía a la destrucción de 4.000 DNI que no habían sido retirados después de transcurrido un año, se decidió ofrecer desde la Defensoría del Pueblo contactar a los interesados para que pudiesen retirar sus nuevos documentos, con el objetivo de evitar tal destrucción y el gasto enorme que ello acarrearía al Estado.

Desde ese momento el Registro Nacional de las Personas concedió una ampliación de 60 días, antes de que en la repartición provincial del Registro Civil se procediera a la destrucción de los DNI no retirados (tal como lo establecen las normas nacionales vigentes) y se habilitó a la Defensoría del Pueblo para que lleve a cabo la tarea de comunicar en sus domicilios a los ciudadanos que estuvieran en tal situación.

En principio, desde el Registro Civil se proporcionó un escueto listado en planillas, con 2.777 nombres de personas y sus respectivos domicilios (no 4.000 como se había dicho en un principio).

Una vez recibida tal información se procedió a cruzar los datos con los existentes en el padrón electoral y se organizaron por zonas, para efectuar un minucioso operativo de notificación, que fue llevado a cabo con éxito en 15 días hábiles, por personal de la Defensoría del Pueblo.

Como resultado de la tarea desarrollada durante el mes de octubre, se detallan las siguientes situaciones:
-Se concurrió a la totalidad de lo domicilios precitados.
-Se notificaron de manera fehaciente, con firma del duplicado de tal nota a 1.377 personas (en 966 casos se trató del titular y en 411 un familiar o vecino), que en general manifestaron su satisfacción por haber sido visitadas personalmente en su domicilio.
-En otros 415 casos (y sólo luego de confirmar el domicilio) se procedió a dejar la notificación en el buzón o debajo de la puerta.
- En 608 casos había errores en la dirección.
-En 25 casos en el listado entregado por el Registro Civil sólo constaba Nombre y Apellido del titular, por lo que se hizo imposible la notificación.
- 53 personas que ya habían pasado a retirarlos.
- 242 casos de fallecidos, en muchos casos desde hace más de 3 años (lo que denota falta de cruce de datos en el propio Registro Civil, ya que al darse la defunción se debe destruir el D.N.I.)
-Se detectó un caso en el que figuraban 49 personas con el mismo domicilio y fue constatado por la propia Defensora Adjunta, Liliana Meotto, acompañada por la Directora Dra. María Emilia Biglieri, quienes pudieron establecer que se trataba de extranjeros, pertenecientes a una comunidad religiosa que por lo común permanece en el país 2 años como tiempo máximo, solicitan la ciudadanía apenas ingresan y la mayoría no retira la documentación, generando al Estado Nacional un costo extraordinario, por lo que se dará cuenta a Migraciones para que se implemente un sistema alternativo que evite esta situación.
-Se dio el caso de 1 persona que hace 10 años se encuentra viviendo en Canadá.
-Otros 51 titulares que no pueden retirar su DNI por estar en el exterior.
-Tambien, por ejemplo, hay 1 persona que manifestó no haber solicitado nada.
-5 casos en que las personas están detenidas en establecimientos penales.
-1 caso debió notificarse en la isla del espinillo, para lo cual se recibió ayuda de la Prefectura local.

Como conclusión se va a oficiar al Registro Civil, para determinar cuántas personas efectivamente fueron a retirar sus documentos, se hará un seguimiento exhaustivo de los casos especiales, ya que es deseo de la institución que se materialicen la mayor cantidad de entregas posibles y que en el futuro se minimice la destrucción de documentos.