25/11/2008

“La mejor manera de prevenir la violencia es generando espacios sociales de convivencia”, expresó Liliana Meotto en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Defensora del Pueblo Adjunta para la Zona Sur de la provincia de Santa Fe, Liliana Meotto, expresó que "la mejor manera de prevenir la violencia es generando espacios de convivivencia en todos los ámbitos de la sociedad".

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Defensora del Pueblo Adjunta para la Zona Sur de la provincia de Santa Fe, Liliana Meotto, expresó que "la mejor manera de prevenir la violencia es generando espacios de convivivencia en todos los ámbitos de la sociedad".

Señaló especialmente que "no debe perderse de vista el problema de la violencia en toda su dimensión, siendo la violencia de género uno de los aspectos más relevantes, pero recordando también las diversas formas de maltrato que padecen las niñas, los niños, los adolescentes, los ancianos y todas aquellas personas que se encuentran en una situación de vulnerabilidad".

La Defensora del Pueblo Adjunta sostuvo que "en este día es pertinente recordar que las personas que padecen violencia -ya fuera física o simbólica- tienen instancias a las cuales recurrir, que no están solas y que la Defensoría del Pueblo cuenta con un Centro de Asistencia a la Víctima y al Testigo del Delito preparado para abordar esta problemática desde una perspectiva multidisciplinaria".

Debe recordarse que el 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas declaró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y se invitó a los gobiernos, las organizaciones internacionales y las organizaciones no gubernamentales a generar para ese día actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública respecto del problema de la violencia contra la mujer.
La fecha fue elegida como conmemoración del brutal asesinato en 1960 de las tres hermanas Mirabal, activistas políticas de la República Dominicana, por orden del gobernante Rafael Trujillo.

Liliana Meotto concluyó diciendo que "es preciso que el Estado y la Sociedad Civil trabajen solidariamente para generar esos espacios de convivencia que le resten posibilidades a la resolución violenta de los conflictos entre las personas".