07/09/2021

Fake news: un taller virtual brindó herramientas para prevenir la desinformación

Organizado por la Defensoría del Pueblo, la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes y la ONG Faro Digital, estuvo destinado principalmente a los primeros electores, para concientizar sobre consumo crítico de información en tiempos electorales.  

La Defensoría del Pueblo, la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes y la ONG Faro Digital llevaron a cabo este lunes un taller virtual abierto bajo la consigna “Cómo informarse en un año electoral y no fallar en el intento”. A través de este espacio buscaron brindar herramientas para identificar las noticias falsas o engañosas y no caer en la desinformación. 

El defensor del Pueblo a cargo Jorge Henn presentó el taller: “En épocas de profundos cambios tecnológicos, que impactan en cómo se ejercen derechos, la Defensoría del Pueblo tiene que ocupar un lugar preponderante. Es fundamental tener ciudadanos y ciudadanas con una formación digital. Y formar una buena ciudadanía digital debería ser un objetivo de las Defensorías.”. 

El Taller

El encuentro contó con la participación de Nahuel Asinstein y Paula Gorosito, de la ONG Faro Digital, quienes anticiparon: “Vamos a hablar de desinformación porque la desinformación es un fenómeno más profundo que el de las noticias falsas”. 

En este sentido, explicaron que “la desinformación es un fenómeno que tiene que ver con la fake news, con contenidos engañosos y manipulados, y puede venir también de la mano de contenidos que sean malas traducciones o errores no voluntarios”. 

Para ahondar en la temática, preguntaron: “¿Por qué caemos en la desinformación?”, y describieron que “en la mayoría de los temas cotidianos tenemos una postura previa que genera que consumamos contenidos con algo que se llama razonamiento motivado, por lo que esa postura previa que tengo sobre el tema va a ir apuntando a completar algo de la información”.

“Cuando consumimos contenidos que confirman nuestras creencias y además van hacia nuestros miedos, ilusiones, nuestras emociones, lo que sucede es que no necesitamos ni tenemos ninguna necesidad de verificarla”, continuaron y especificaron: “Hay distintos tipos de información y de noticias donde esto se nos pone en juego”. 

También se refirieron a la situación inversa: “Así como la información que confirma nuestras creencias no tendemos a verificarlas puede pasar que aquellas que van contra mis creencias puede pasar o que busquemos descartarla de plano o nos motiva a chequear y contrastar con más profundidad”, y señalaron: “Esto tiene que ver con lo que llamamos sesgo de confirmación, que tiene que ver con el deseo que tenemos las personas de tener razón”. 

“La desinformación no es aislada, no son mensajes al pasar”, continuaron y graficaron: “Me gusta pensar que el sistema de desinformación podría ser un vaso que se va llenando de a poco con distintas noticias, contenidos, audios, mensajes, videos, creencias previas, refuerzos cognitivos, y tantos otros”. 

Por último, repasaron los conceptos: “Hay tres grandes tipos de desinformación, la intencional, la que viene de la mano de contenidos engañosos y la desinformación accidental”, y recomendaron no confiar en formatos difíciles de verificar o indagar sobre los contenidos y las fuentes de las informaciones.

+ Info